BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA ESCUELA

AÑO 1963: “LA PIEDRA FUNDACIONAL”.

Por los años 1960, ya hacía tiempo que los pobladores y sacerdotes salesianos, veían la necesidad de abrir en la ciudad de Neuquén una escuela religiosa para niñas. Las hermanas tenían una casa de María Auxiliadora en Junín de los Andes desde 1899, pero el proyecto no era tan fácil en aquellos tiempos debido a las escasas vocaciones sacerdotales.

Para que esto se hiciera realidad, la entonces titular de la Inspectoría Patagónica, Madre Gregoria Maidana, en la reunión del 7 de marzo de 1963, delegó a la Directora del colegio más cercano, el de General Roca, hermana Catalina Gandini, para que la representara y a la Administradora del mismo, hermana María Celeste Framarín, para que se ocuparan de la obra de María Auxiliadora en Neuquén, además de dar a conocer a los integrantes de la Comisión de Señoras y Señoritas, comprometidas en actividades pro-colegio, que ya existía para ese entonces.

Estas dos religiosas, solicitaron una audiencia con el Director de Educación y Cultura de la Provincia de Neuquén, concedida para el 10 de mayo. Ese día acompañadas por miembros de la Comisión, entregaron una solicitud, en la que pedían en préstamo, para los fines de semana, aulas de la Escuela Provincial Nº 125 con el fin de iniciar un Oratorio Festivo. Dos hermanas, desde la escuela de Roca, se ocuparían todos los domingos de brindar sanos entretenimientos y orientar mediante clases de catecismo a las niñas del sector más carenciado de la ciudad. Mientras tanto se pensaría en un edificio propio y en una escuela. La recepción de las hermanas fue cordial y el señor Director ofreció incluir en un presupuesto Provincial de cincuenta escuelas prefabricadas, que estaban en estudio, el edificio para la Obra de María Auxiliadora para que la legislatura lo aprobase.

Se suceden así varios viajes de las hermanas Gandini y Framarín para establecer contactos y acuerdos económicos, manteniendo diálogo cercano con el Obispo de la joven Diócesis de Neuquén, Monseñor Jaime De Nevares. Por ese entonces, el Director de Cultura y Educación ya vislumbraba el terreno  asignado a la futura escuela en la manzana contigua a la escuela Nº125. Por ello sugirió rellenar las partes bajas del mismo  antes de empezar a construir.

Las hermanas presentaron los escritos con las necesidades y con la idea de una apertura gradual de cursos, escuela primaria, secundaria, profesional e internado. Para junio el terreno ya estaba desmontado y en su visita del 18 de ese mes las hermanas encontraron al Sr. Bonifacio Mena, trabajando con una aplanadora de Vialidad, ya que el lugar era un “arenal”, no había calles ni mucho menos edificación…

SE ESTRENA EL COLEGIO

ACTO DE APERTURA DEL AÑO LECTIVO 1965

“El 16 de marzo de 1965 fue un día inolvidable para las primeras docentes y alumnas. No pudieron disimular la emoción que causa el humilde inicio de una gran obra, una Escuelita Primaria, aunque con su matrícula colmada. Confiando en los milagros de la Divina Providencia, se lanzaron a la empresa. Las Hermanas  Catalina Dillon, directora, Sidonia Skolak, María del Carmen Coca Isusi y María Álvarez salieron muy temprano de General Roca. Al llegar encontraron el edificio iluminado, delicadeza del Constructor Don Gino Lombardo. La Señora de Des, madre de una alumna de 3º Grado, madrugó para colocar un florero en cada aula. Desde las 7:30 horas, empezaron a llegar las niñas con sus delantales impecablemente blancos, la mayoría acompañada de sus padres. A las 8 horas sonó el timbre eléctrico. Reunidas, recibieron el saludo de bienvenida de la Hermana Directora y pasaron a las aulas a reconocer sus lugares y dejar sus carteras. De allí, salieron para una formación y ensayo de la ceremonia de Bendición del nuevo Colegio en forma privada, ya que está muy atrasado. La bendición solemne se daría cuando estuviera terminado. A las 11 horas, recibieron al Señor Obispo que procedió a bendecir la Bandera del mástil, antes de ser izada. Fervor, entusiasmo, optimismo y amenidad, el Señor Obispo habló a los presentes. Luego bendijo el edificio y a todos sus ocupantes.

Después que las alumnas entraron a sus aulas, las visitó para fotografiarse con ellas. La jornada fue hermosa y las Hermanas, regresaron a General Roca, muy cansadas.” (“Reseña histórica de cada comunidad…” (recopilación de datos a cargo de la Hna. Olga Tarrasa H.M.A.)

DESCARGAR: DIÓCESIS DE NEUQUÉN HISTORIA