Después de la lluvia, salió el sol para homenajear a nuestra patrona

El 25 de abril estaba todo preparado para abrir el mes de María Auxiliadora peregrinando por las calles del barrio. Pero durante la noche anterior y buena parte de ese día, la lluvia dio su presente después de varios meses.

Finalmente, el martes 7 de mayo -con un sol radiante- salimos a celebrar a nuestra madre.

Caminamos por nuestro barrio hacia nuestra iglesia catedral, que está bajo la advocación de la Auxiliadora.

El eje sobre el que reflexionamos y rezamos fue la santidad. Valores y actitudes fueron sucediéndose en el camino: la cercanía, la solidaridad, la valentía, la gratuidad, el amor y la alegría. Un grupo de payasas de 5º año nos ayudó con gestos en la calle a pensar en esas actitudes cotidianas y pusimos en manos de María nuestro compromiso para vivirlas cotidianamente.

Los chicos de primer ciclo, los de 4º grado, los de 5º y los de 6º, junto a sus docentes, nos regalaron canciones que estuvieron preparando las semanas previas. El cierre en la catedral fue a toda murga entre los chicos de Nivel Inicial y 6º grado.

Compartimos una hermosa tarde de regalo a nuestra madre y de testimonio de comunidad que quiere caminar como discípulos de Jesús.

¡¡¡Gracias a los chicos que participaron con tanto entusiasmo y alegría!!!

¡¡¡Gracias a las familias que acompañaron y celebraron a nuestra madre!!!

¡¡¡Gracias a los docentes que -como siempre- estuvieron al lado de sus chicos!!!

¡¡¡Gracias a las chicas de 5º año que pusieron su esfuerzo y alegría al servicio de la animación de la tarde!!!

¡¡¡Gracias a muchas manos silenciosas que trabajaron para preparar toda la logística necesaria para que pudiéramos realizar esta actividad!!!

¡¡¡Gracias al Equipo de Animación Pastoral por la propuesta y la organización!!!